Agencia de colocación autorizada nº 0900000279

Entrar




El empleo precario y los bajos salarios frenan el mercado inmobiliario

La recuperación del mercado de la vivienda español ha topado con unas condiciones salariales precarias y unos bajos salarios que impiden que, sobre todo, las nuevas generaciones de potenciales compradores impulsen la demanda. Según el 90% de los expertos consultados por el X Observatorio de la Valoración elaborado por la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), que agrupa a las principales tasadoras de España, “el desajuste de salarios y precio es la principal limitación del mercado inmobiliario”.

El estudio constata que el mercado de trabajo tras la crisis económica ha penalizado a los más jóvenes y a las personas que están en la edad de crear un hogar y, por lo tanto con necesidad de vivienda. “No tienen ni trabajos estables, ni sueldos decentes por lo que durante los primeros años tras la crisis han acudido en masa al alquiler, puesto que acceder a la compra era casi imposible. Ahora, el incremento del precio del alquiler también les expulsa de ese mercado”, explica Paloma Taltavull, profesora responsable del departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Alicante y directora del Estudio.

A este importante freno se le une “el insuficiente flujo de créditos para nueva construcción”, lo que, según los tasadores, impulsa la subida de precios y dificulta aún más el acceso. Reconocen que ha habido una mejora en las condiciones de acceso a la vivienda y que la concesión de hipotecas crece a ritmos del 20%, pero resaltan que “el número de créditos concedidos es equivalente al de 1992, pese a que la remuneración real del trabajo continúa perdiendo capacidad de compra”.

Ante esta situación, la evolución de los precios de la vivienda que maneja este colectivo es de una media contenida en el 4% hasta 2020, que se incrementará a partir de ese año si todas las variables económicas y sociales se mantienen estables.

[El 2020 y la subida de tipos pueden cambiar el rumbo del mercado.]
El 2020 y la subida de tipos pueden cambiar el rumbo del mercado. (Archivo)

A partir de ese año, la previsible subida de los tipos de interés será el detonante para el incremento de precios de las viviendas. “En ese entorno también los bancos tendrán más incentivos para conceder más créditos y aumentará la demanda”, asegura Taltavull.

Esta profesora también es optimista en cuanto a la evolución del empleo y la calidad del mismo. “Es buenísimo que el empleo joven se esté estabilizando”, ha asegurado, al tiempo que considera fundamental crear empleo permanente y duradero porque solo así se creará la capacidad de pago y la seguridad financiera suficiente para dinamizar la adquisición de viviendas.

Eso sí, la situación es muy diferente según la zona de España que se analice. El Observatorio alerta de la gran disparidad del mercado inmobiliario según las zonas. Y constata que mientras en algunas regiones las viviendas incluso están perdiendo valor como en Alicante, en otras como Madrid, Barcelona, Baleares o Canarias los incrementos están en máximos.

La secretaria general de la AEV, Paloma Arnaiz, ha afirmado que las conclusiones del informe respaldan la idea de que el mercado inmobiliario, “pese a haber experimentado signos evidentes de recuperación”, sigue “lastrado por un comportamiento ineficiente de la oferta de obra nueva y por una incapacidad de la demanda de acceder a la propiedad”.

Puede consultar la noticia original AQUI

695679473
Av. Francesc Macià núm 56
25400 - Borges Blanques (Les)
(Lleida)
agencia@talma.cat